You’re viewing a version of this story optimized for slow connections. To see the full story click here.

Transformaciones

Historias de Niños y Jóvenes Trabajadores como ciudadanos activos y Empoderados

Story by Transformations March 19th, 2015
Transformaciones: Historias de Cooperación, Resiliencia y Cambio Positivo en el Perú es un proyecto de fotoperiodismo destinado a aumentar el diálogo y una mayor comprensión de las alianzas de cooperación internacional que abordan los desafíos complejos y globales. A través de historias individuales e historias colectivas, the Ontario Council for International Cooperation (OCIC) invita a los espectadores a participar activamente en una nueva narrativa de la solidaridad y cooperación internacional.

Esta narración se encuentra basada en los Principios de Estambul para el Desarrollo Efectivo, un conjunto de valores compartidos los cuales orientan el desarrollo de las organizaciones civiles (OSCs) de todo el mundo. Estos incluyen: el respeto y la promoción de los derechos humanos y la justicia social; la incorporación de igualdad y equidad de género, promocionado los derechos de las mujeres y las niñas; el empoderamiento de las personas, la participación activa y democrática; la promoción de la sostenibilidad ambiental; la transparencia y la rendición de cuentas; el establecimiento de estrategias equitativas y solidarias; la creación y la transferencia del conocimiento y el compromiso con el aprendizaje mutuo; y finalmente el compromiso para realizar cambios positivos y sostenibles.

A través de el recorrido de la exhibición, nosotros los invitamos a aprender acerca del trabajo de Save the Children (Salvar a los niños) y de la comisión de Derechos Humanos del ICA (CODEHICA) para fortalecer a los niños trabajadores y a la juventud, hacerlos ciudadanos activos y con acceso a un trabajo digno. Las historias que se presentan fueron documentadas por OCIC y Allan Lissner, Praxis Pictures, durante una visita al Perú en Noviembre del 2014. Nosotros extendemos nuestra más sincera gratitud a nuestros socios en la organización y a tantas personas que compartieron sus experiencias y sus vidas.

Esta iniciativa se llevó a cabo con el apoyo financiero del Gobierno de Canadá a través de del Departamento de Relaciones Exteriores, Comercio y Desarrollo (DFATD).
CODEHICA-35.jpg
Save the Children Canadá es miembro de Save the Children International, una red de 30 organizaciones que implementan programas en más de 120 países. Tiene como misión “impulsar avances significativos en la forma en que el mundo trata a las niñas y niños, a fin de generar cambios inmediatos y duraderos en sus vidas”. Save the Children trabaja para que los derechos de la infancia se promuevan y respeten; sus acciones enfrentan las deficiencias salud y nutrición, las debilidades en la educación, el VIH y el SIDA; asimismo, promueve la protección hacia la infancia eliminando todo tipo de violencia contra ella; promueve el acceso oportuno a los medios de subsistencia y la seguridad alimentaria, la prevención de riesgos y brinda respuesta humanitaria a desastres y emergencias.

Los miembros de Save the Children International trabajan juntos recaudando recursos, estableciendo posiciones comunes frente a las problemáticas, y ejecutando proyectos de cooperación y colaboración. Save the Children está comprometida a garantizar que las niñas y niños conozcan sus derechos y accedan a ellostal como lo establece la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño.

La Comisión de Derechos Humanos de Ica (CODEHICA) ha operado en Ica, Perú, durante más de treinta años. CODEHICA promueve y defiende los derechos humanos mediante el fortalecimiento de la participación ciudadana y las relaciones entre el Estado y la sociedad civil. CODEHICA y Save the Children han trabajado en colaboración por más de 15 años y han llevado a cabo conjuntamente el programa ‘Children Lead the Way’ -“Las niñas y los niños hacen el camino” en Ica desde 2011.

El programa ‘Children Lead the Way’ -“ niñas y niños hacen el camino”, financiado por el Departamento Ministerio de Asuntos Exteriores, Comercio y Desarrollo de Canadá, busca empoderar a las niñas y a los niños promoviendo su participación como agentes de cambio, para que puedan convertirse en ciudadanos activos y tengan en un futuro acceso a un trabajo digno en Bolivia, Burkina Faso, Kenia, Nicaragua y Perú. Este objetivo se lleva a cabo asegurando el acceso a una educación de calidad y pertinente, y al mismo tiempo mediante el protagonismo de niñas, niños y adolescentes trabajadores para que participen en programas y políticas que transformen sus vidas. En Perú, a través del programa ‘Children Lead the Way’ niñas, niños y adolescentes trabajadores tienen acceso a educación, reciben a apoyo en nivelación escolar y capacitación técnica para tener un mejor futuro. De igual manera, se les anima a participar en actividades de liderazgo y acciones de incidencia política, como en el Movimiento Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores Organizados del Perú (MNNATSOP).

MNNATSOP promueve el desarrollo saludable y la ciudadanía de Niñas, Niños y Adolescentes que trabajan para que conozcan sus derechos, especialmente a la protección y la educación, y puedan promover y proteger sus derechos contra la explotación laboral con los empleadores, el gobierno, las escuelas, sus familias y sus comunidades.
CODEHICA-2.jpg
CODEHICA-8.jpg
Nidia Mendoza, 16 años y su prima Jimena Hernández, 4 años (izquireda). Nidia en su salón de clases en la escuela secundaria El Rosario, Ica (derecha).

Nidia Mendoza, de 16 años, una estudiante brillante de educación secundaria. Desde los 12 años trabaja los fines de semana vendiendo frutas y verduras en un mercado local. Nidia explica que, en el pasado, sus empleadores solían gritarla si ella cometía errores y pagarle muy poco por las largas horas de trabajo, las cuales comenzaban regularmente a las 4:00 am. Sus empleadores le decían que “ella no valía nada…que era una buena para nada.” A pesar del abuso que sufrió, ella no quería renunciar a este trabajo ya que era una de las fuentes de ingreso económico que ayudaban a su familia.

Gracias a los talleres ofrecidos en CODEHICA, Nidia comenta como ha aprendido sobre sus derechos y como este aprendizaje la ayuda a superar otras situaciones. Como resultado, Nidia dice que ella decidió dejar el trabajo donde la maltrataban y buscar otro donde sus derechos son respetados. Ahora puede y sabe negociar con su empleador temas como sus descansos y un mejor salario. “Esto es hermoso! Esto es divertido “, dice ella, “Me gusta el entrenamiento. Me he vuelto más responsable y sé que tengo que invertir mi dinero en algo bueno“.

A Nidia le gustan los números. Es muy buena para las matemáticas por lo que ha ganado medallas en competencias de matemáticas a nivel local y nacional. Nidia espera trabajar como contadora, en el futuro.
CODEHICA-3.jpg
CODEHICA-4.jpg
Nidia Mendoza (izquierda) con su prima, Jimena Hernández y su tía Nancy Casavilca, y su abuela, Bacilia Cardenas, en su propiedad de la familiaen.

CODEHICA trabaja con docentes y directores para implementar talleres e iniciativas productivas así como programas educativos en las escuelas en Ica, Perú. Los profesores analizan las necesidades particulares las niñas, niños y adolescentes que trabajan para incluirlas en el diseño del plan de estudios, y así ajustarlo a las necesidades de las y los estudiantes.
CODEHICA-9.jpg
CODEHICA-10.jpg
CODEHICA-11.jpg
Estudiantes del Liceo El Rosario demostraron sus habilidades en estampado Serigráfico.

Los estudiantes de la Escuela Secundaria El Rosario están aprendiendo a serigrafía imágenes en camisetas. También están capacitados en negocios y mercadeo, para que dispongan de los conocimientos básicos de la pequeña empresa . Los maestros dicen que algunos estudiantes están tomando sus proyectos fuera de la escuela y ganar dinero para ayudar a sus familias .
CODEHICA-13.jpg
CODEHICA-52.jpg
Como parte del programa de educación productiva los estudiantes comparten sus recetas y explican cómo preparar platos típicos locales. Escuela secundaria El Rosario.

Como parte del programa de educación en iniciativas productivas liderado por CODEHICA, los niños y las niñas aprenden nuevas habilidades, tales como preparar las comidas y dulces típicos de la región. Las actividades en las que ellas y ellos participan ayudan a romper con estereotipos de género y proporcionar oportunidades de experiencia práctica. Niñas y niños pueden emplear lo aprendido en sus casas, en el trabajo y en el futuro. Como resultado, los docentes resaltan que los y las estudiantes demuestran más motivación para crear su propio negocio o gestionar las iniciativas con sus familiares.
CODEHICA-5.jpg
CODEHICA-6.jpg
Estudiantes en su salón de clases en la escuela secundaria El Rosario (izquierda). Nidia Mendoza levantando su mano para responder una pregunta sobre la prevención del VIH/SIDA en el marco de la conmemoración Día mundial de la lucha contra el SIDA (derecha).

Además de asistir a la escuela y trabajar en el mercado local , Nidia participa activamente en el Movimiento Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores Organizados del Perú (MNNATSOP). Este movimiento trabaja para incrementar las oportunidades de acceso a un trabajo digno y educación de calidad con el objetivo de promover y proteger los derechos de niñas y niños, y garantizar una mayor influencia en las decisiones que afectan sus vidas.
CODEHICA-20.jpg
CODEHICA-21.jpg
Los participantes de MNNATSOP trabajan en grupos más pequeños llamados “bases”, los cuales tienen en promedio un máximo de treinta participantes que van desde los 5 a los 18 años de edad. Marina, Luis Ángel, Nidia, Lenny, Johad y Raquel (de izquierda a derecha) son parte de una de estas bases.

Además de ser un espacio para que ellas y ellos aprendan sobre sus derechos y desarrollen un liderazgo democrático, la participación en estas “bases” tiende a mejorar la autoestima de los miembros del grupo. Las niñas, niños y adolescentes trabajadores mencionan que las “bases” son espacios para compartir como se sienten y lo que saben con sus compañeros y compañeras. “Lo bonito de este grupo“, dice Luis Ángel, “es que logramos participar en varias actividades y conocer a mucha gente nueva y hacer amigos. Estas bases se han convertido como en un segundo hogar para nosotros“.
CODEHICA-24.jpg
CODEHICA-28.jpg
Juan Carlos Meneses Surco, 15 años, en su hogar (izquierda), y en su lugar de trabajo (derecho).

Juan Carlos Meneses Surco vive en la comunidad de Parcona, Ica, Perú. Juan Carlos trabaja en su casa y en un peladero de papas , cerca de su hogar, para ayudar a su familia: su madre y a sus tres hermanos menores. Juan Carlos no iba a la escuela antes, pero con la ayuda de CODEHICA ahora está asistiendo en las tardes a la escuela Micaela Bastidas Puyucahua, beneficiándose del apoyo en nivelación escolar y el apoyo psicológico ofrecido.
CODEHICA-26.jpg
Juan Carlos Meneses Surco, preparando comida para su familia.
CODEHICA-23.jpg
CODEHICA-30.jpg
La mamá de Juan Carlos, Maria, y sus hermanita, Gabby, en su hogar.

María, la mamá de Juan Carlos, dice que “ las cosas han sido difíciles, sin embargo Juan Carlos tiene grandes sueños y continúa diciéndome que el crecerá y me ayudará, y que algún día viviremos en una casa mejor. Con el ingreso económico que Juan Carlos ha ganado, y con la ayuda y asesoramiento de CODEHICA, nosotros hemos sido capaces de mejorar nuestra casa y de esta manera estamos más resguardados y protegidos del frio durante las noches de invierno. Antes, la bebé se enfermaba constantemente, pero ahora su salud se encuentra mucho mejor gracias al calor de la vivienda”
CODEHICA-31.jpg
CODEHICA-32.jpg
Estudiantes participando de una actividad en el salón de clases de la Escuela Micaela Bastidas de Puyucahua.

En las escuelas, CODEHICA ha realizado talleres de habilidades sociales los cuales se centran en el liderazgo, la tolerancia, la igualdad de género y la no violencia. A través de estos programas, niñas y niños están protegidos de la explotación, mejorando así su salud y bienestar. Las habilidades que adquieren les ayudan a encontrar un trabajo digno y relevante para llevar una vida productiva en sus comunidades. Los docentes reconocen que los y las estudiantes están desempeñándose de una mejor manera en la escuela después de participar en los programas ofrecidos por CODEHICA.
CODEHICA-36.jpg
CODEHICA-34.jpg
Los estudiantes hacen presentaciones de sus pequeños proyectos empresariales y productivos en la Escuela Micaela Bastidas Puyucahua.

La dulce tentación del paraíso ‘The Sweet Temptation of Paradise’ es un pequeño modelo de negocio que fue iniciado por estudiantes de la Escuela Micaela Bastidas Puyucahua. Las niñas y los niños hacen y venden manzanas confitadas a sus amigos, compañeros de escuela y vecinos, como una forma de recaudar dinero para su viaje de graduación a Cusco.
CODEHICA-53.jpg
CODEHICA-38.jpg
Estudiantes bailando (izaquierda) y jugando al fútbol en el patio de la escuela Escuela Micaela Bastidas Puyucahua.

En la Escuela Micaela Bastidas Puyucahua aprendimos que las niñas se quejaban de que los niños estaban dominando el patio durante el recreo. Con la guía de los maestros, las niñas aprendieron a negociar y conseguir la igualdad de uso de este espacio. Como resultado, los niños accedieron a alternar los días y a compartir el espacio para los deportes.
CODEHICA-15.jpg
CODEHICA-18.jpg
Vilma Contreras describe su trabajo con CODEHICA para reducir la violencia en los hogares y en la comunidad.

Vilma Contreras es una trabajadora social comunitaria que colabora con CODEHICA para ejecutar actividades para mejorar las condiciones locales de vida y prevenir la violencia contra niñas, niños y mujeres. Vilma dice que a través de estas actividades, los niños y las niñas “hacen pequeños monederos y brazaletes de caucho (bandas para el pelo)… pequeñas empresas para superar las necesidades y tener una mejor situación. Ellas y ellos contribuyen con el programa. Y ellos no sólo reciben ayuda; sino que también ayudan a otras personas“.

Ella dice que sus talleres con padres han ayudado a reducir la incidencia de la violencia doméstica y otras formas de abuso. “Debido a las capacitaciones que han recibido, ellos ahora tienen más conocimiento de cómo tratar a sus hijas e hijos y cómo comunicarse con ellas y ellos“, dice Vilma. “Había un montón de malos tratos hacia los chicos y mucha violencia en las casas, pero ahora los niños conocen sus derechos y tienen una mejor autoestima. Ellos se aprecian a sí mismos como seres humanos“.
CODEHICA-45.jpg
CODEHICA-54.jpg
Flor Echegaray Quichca, 24, facilitando las actividades con los niños y la niñas en un centro comunitario de CODEHICA para los niños, niñas y adolescentes trabajadores.

Flor Echegaray Quichca se graduó del programa y hoy en día es parte del equipo de trabajo de CODEHICA. En su rol como comunicadora, ella ayuda a organizar uno de los centros locales comunitarios (casa de los niños, niñas y adolescentes trabajadores- Casa NNATs -), y trabaja al mismo tiempo con el gobierno local para garantizar que las voces de las niñas y niños que trabajan sean escuchadas por quienes toman las decisiones. “Ha sido una gran lucha conseguir que el gobierno nos tome en serio“, dice ella, “pero después de muchos años de trabajo, ahora estamos en una posición de respeto donde que el gobierno actualmente nos invita a participar en sus eventos y reuniones.”

Flor dice que el programa la ayudó a desarrollar más confianza en sí misma. Cuenta que ella solía ser muy tímida y callada, pero ahora no tiene miedo de hablar. Este cambio hizo posible que ella pudiera elegir su trayectoria profesional, y como resultado ahora quiere ayudar a enseñar a otros niños y niñas lo que aprendió. Flor dice que todos los otros niños y niñas trabajadoras que participaron con ella en los programas de CODEHICA son hoy en día profesionales en los campos que eligieron- algunos son enfermeras, ingenieros, periodistas, secretarias y defensores de los derechos humanos.
CODEHICA-43.jpg
Macia, Sebastián y José Luis presentan un espectáculo de títeres sobre los Derechos del Niño en un programa de centro comunitario CODEHICA .

Su guión lee:

Avia una vez una niña llamada Pamela, que lenia su hermano llamado Fabricio que no sabian que eran los Derechos del Niño .

Se fueron cominando a la escuela y llegando se encontraron con sus amigos Luis y Teresa y le preguntaron si sabian que eran los derechos y ellos tampoco sabian, entonces van y buscan a la profesera y preguntan:

¿ Profesora que son los derechos?
Y la “mis” le responde son normas que devemos cumplir para que los niños se desarroyen vien.

Luis le pregunta a su profesora ¿ cuales son nuestros derechos?

Profesora: derecho a la recreación

Pamela: derecho a la vida

Luis: derecho a la salud Fabricio: derecho a la educacion

Teresa: derecho a la alimentacion

Entonces yega un compañero yamado Carlitos que dise vamos a defenden nuestros derechos. Entonces isieron un paracalle por los derechos del niño.

CODEHICA-48.jpg

Alison Anampa Huomani, 18, a la derecha, y sus amigos ensayan en su grupo de percusión, Eclipse Total “Total Eclipse“, el cual a menudo se contrata para presentarse en eventos públicos.

La hermana de Alison, Jenny, señala: “Yo no quiero que la gente tenga la impresión que los niños y las niñas que trabajan son mendigos o víctimas. Somos gente muy orgullosa. Estamos orgullosas de nosotras mismas. Luchamos y trabajamos día a día. Hay casos de explotación, pero en la mayoría de los casos, nosotros trabajamos porque queremos. Queremos ayudarnos a nosotros mismos y nuestras familias. No estamos obligadas a trabajar. Pero a pesar de que estamos trabajando, nosotros seguimos siendo niños y nos sigue gustando jugar y divertirnos“.

CODEHICA-49.jpg
“Mucha gente piensa que los niños y las niñas no deben trabajar en absoluto“, dice Alison, “ pero yo no estoy de acuerdo con ellos, ya que ellos no nos ofrecen alternativas ni soluciones. Es una realidad económica que los niños y las niñas tengan que trabajar, y esto tiene que ser considerado. Usted no puede obligar a un niño a que deje de trabajar, porque eso sería ir hacia atrás. Esa no es la solución. El problema no son los niños que trabajan, se trata de las malas condiciones que algunos de ellos enfrentan en el trabajo, por lo que es más importante enseñar a los niños sobre sus derechos y lo que ellos pueden hacer para acceder a ellos garantizando que ellos estén trabajando en un entorno seguro y haciendo cosas que son dignas y apropiadas para su edad“.
CODEHICA-46.jpg
CODEHICA-47.jpg
Alison Anampa Huomani (a la izquierda) conduce a una reunión sobre los niños, niñas y adolescentes trabajadores locales.

Alison fue elegida delegada nacional del Movimiento Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes Trabajadores Organizados del Perú (MNNATSOP) en 2012, y representa los intereses de la organización en las reuniones con las autoridades locales y nacionales. CODEHIca facilita las reuniones del MNNATSOP en su local, pero rara vez los adultos participan de las mismas. El espacio es para niños, niñas y adolescentes trabajadores, para que puedan hablar abiertamente y de auto-organizarse.
CODEHICA-50.jpg

La madre de Alison Anampa Huomani, Elizabeth, compartiendo reflexiones sobre el programa Niños y niñas hacen el camino

“Estoy muy feliz de que Alison sea parte de este programa“, dice la madre de Alison, Elizabeth. “Ella solía ser muy tímida, pero se ha convertido en una joven muy extrovertida y segura de sí misma, y ha tenido acceso a muchas oportunidades. Por ejemplo, antes nos era muy difícil obtener dinero para tomar un taxi hacia el centro de la ciudad, pero ahora ella está obteniendo oportunidad para viajar a otros países. En este momento ella está aplicando para ir a la universidad y convertirse en abogada. Estoy muy feliz y orgulloso de que mis hijas estén trabajando y que participan y contribuyen a la economía de la casa“.

(abajo) Alison, a la izquierda, en casa con su madre y sus hermanas Jeny, Elizabeth, Yessenia y Anel.
CODEHICA-51.jpg
Footnote: All photos by Allan Lissner/PraxisPictures November 2014.
Ica, Peru